Sunday, 19 April 2020

cuarentena - día 37


esta semana ha sido bastante productiva para seguir encerrados. me corté el pelo el domingo, grabé varios vídeos para diversos medios, llamé al canal de isabel ii porque el agua de mi casa sale amarilla y aunque a mí no me importa mucho estoy casi segura de que está matando a las plantas. cuando vino el técnico el portero nos llevó a las profundidades del edificio a ver los depósitos. había cucarachas muertas por el suelo y los depósitos estaban tan sucios que el hombre de canal de isabel ii estaba indignado. "que esto es para consumo humano! esto no puede ser!" decía. aún así ellos no pueden hacer nada. le compete a la comunidad cambiarlos y sobre el color/calidad de mi agua probablemente sean las tuberías, con lo cual le compete al particular -véase- mi casero. he hecho ejercicio 4 días y eso ha provocado que me duelan las piernas. cuando me tumbo para dormir no puedo parar de moverlas, como si los músculos estuvieran en pequeña vibración constante. diego me regaló una consola por mi cumpleaños y ahora en vez de perder el tiempo mirando instagram lo hago tratando de hacer vivir a un muñequito. me gusta más porque me relaja la mente de verdad. las redes sociales a veces tienen ese no sé qué de que en realidad no te entretienen sino que agobian un poco, no? en cambio el crash bandicoot es simplón como un lapicero. el juego perfecto para apaciguar mi competitividad. también me he creado una cuenta de twitch y descargado e instalado todo lo necesario para transmitir en directo, y no fue tan fácil como parecía. diego piensa que se me va a dar genial. creo que lo dice porque para él soy una persona muy dicharachera. el miércoles me llegó el nuevo ordenador y anduve vaciando y haciendo copia de seguridad y demás del viejo. otro encontronazo con la tecnología, hubo un par de cosas que no supe resolver de ninguna de las maneras. otras que sí y estoy muy contenta. también limpié las ventanas del salón. no se nota. y cada vez que barro lo hago pensando en qué podría adquirir para barrer menos. qué clase de producto o invento podría hacer que no apareciese polvo y pelusas cada día. así que, de entre todas las opciones que me vienen a la cabeza, he decidido que voy a comprar una alfombra. en concreto, voy a comprar esta:

he pensado que como la casa tiene mucho aspecto joven, una alfombra señorial que contraste puede quedar bien. ana me ha dicho que a veces las alfombras con muchos dibujos hacen que la estancia parezca más pequeña. esperemos que no, porque este salón no da para encima parecer más pequeño.
el día posterior a mi cumpleaños escribí muchísimo sobre lo que había hablado con mis amigos esa noche, pero era todo tan político que me arrepentí y lo eliminé al día siguiente. había algunas cosas que me parecían buenas, pero no como para tragarlo todo de golpe. lo he releído por encima y me ha dado pereza hasta a mí.
buenas noches, son las dos y media y voy a irme a leer un rato, he mirado demasiada pantalla hoy.