Thursday, August 8

jueves

llevamos ya unas 4 horas en el crucero pero no zarpamos hasta dentro de 40 minutos. agobia un poco haber entrado a un barco gigante y seguir en el puerto, es como subirse a un coche pero quedarte ahí sin más, sin arrancar. están todos muy ilusionados. ana hasta dice que cree que va a ser un viaje que nos vamos a acordar para siempre, aunque sea por lo bizarro que es. 
ayer hicimos noche en barcelona y nos quedamos amber y yo charlando hasta las 3 y pico en la acera del hotel. le conté lo que ha estado pasando las últimas semanas y me contó que a veces por la noche en su casa cuando duerme sola le entra miedo por pensar que entren a robarle. fue guay, no hacía demasiado calor pero sí muchísima humedad, incluso tan de madrugada. antes estuvimos en el arco del triunfo tomando unas cervezas en el césped con camila y sus amigas y las amigas de fran. yo estaba y sigo un poco rara. ya se me pasará.