Saturday, August 17

intro casa nueva

casa nueva es entera azul. es bastante pequeña pero no me importa porque yo tampoco ocupo mucho espacio. es muy luminosa y corre mucho el viento. todos mis vecinos de la planta son oficinas. hay una escuela de aprender chino y también un montón de abogados. cuando abres cualquier grifo la caldera como que grita un poco, te acostumbras enseguida.
casa nueva tiene cuatro ventanas y todas son en forma de arco. desde una de ellas veo a los de enfrente. hay un señor gordo que siempre ve la tele en calzoncillos y esto no es broma ni un guiño al Ugly Naked Guy ni nada, lo digo en serio. desde otra veo el horizonte. desde la tercera si te asomas ves el neón de Schweppes de lado. y desde esta misma y la última se ve una montaña. y la puesta de sol. y una terraza pija en una azotea que no hemos sabido identificar.
casa nueva es ruidosa pero pacífica. hay un violinista cabrón que solo toca tres canciones una y otra vez y que trabaja todos los días. digo que es un cabrón porque le conocí antes de vivir aquí. es barrigudo y te pega la barriga a la cara mientras toca, no mola nada. los fines de semana también hay unos chavalines que montan un show tremendo de bailar y hacer piruetas y acrobacias con música a tope. y por las mañanas a veces hay un jovencito a guitarra haciendo covers que no canta mal. realmente solo odio al Violinista Cabrón. el resto no me molestan y me caen bien.
casa nueva tiene dos portales y es un poco liosa. si llegas más tarde de las 9 o si es festivo tienes que elegir entre ascensor o telefonillo. las llaves son de las que da gusto meter.
la nevera de casa nueva es tamaño minibar de habitación de hotel. y los estantes de comida se comparten con platos y tazas porque tampoco hay baldas suficientes para exclusividad de vajilla versus latas de maíz. es que nunca ha habido tantos víveres prevenidos en casa nueva como ahora mismo! me acompañó diego a la compra. fue guay.
cuando llegué a casa nueva del último viaje ya tuve esa sensación de llegar a casa. me gusta estar aquí. no me deprime estar sola aquí. no me comen las paredes o esas cosas que a veces ocurren si el espacio no es el adecuado, ya sea porque es muy grande o muy oscuro o muy pequeño o demasiado transitado. todavía no he recogido todas mis antiguas cosas, pero eso es algo de lo que no quiero hablar. aunque estoy hoy más cerca que ayer.
ya he estado triste en casa nueva. ya he estado feliz. ya he desayunado, comido y cenado. y merendado. me he dado cuenta de que me gusta tener cosas de merienda individuales. como zumos pequeños o yogures de nesquick para niños. ya he puesto como cuatro lavadoras. ya he tenido invitados. ya he tocado la guitarra. ya he estrenado la cama jiji. ya he dejado algo para luego porque no iba a molestar a nadie hasta que yo volviera a recogerlo. ya me he duchado con la puerta abierta del baño. en casa nueva paso más del 70% del tiempo en braguitas y más del 60% con música puesta. ya he pasado noches de insomnio. y mañanas de buen humor. ya sé que pasa el camión de la basura a las 3.30am y que como no me vaya a dormir ya me lo voy a comer entero. no está mal para llevar en ella 12 días, no?