Saturday, June 23

CAPÍTULO 4: cuanto más lento, más deprisa.

ya somos de aquí. ya tenemos nuestras costumbres y nuestra casi ínfima pero simpática rutina diaria. vivimos sin reloj así que dividimos el día y nuestras actividades básicamente en dos: “cuando hace calor” y “cuando hace frío”. han llegado fran y carlos a vernos -


- son dos amigos de madrid, ambos tocan en el grupo baywaves pero conocemos a fran de mucho antes porque compartimos local con su anterior grupo. fran es medio argentino, bueno, acabo de preguntarle para no equivocarme y literalmente se describe a sí mismo como “argentino, pero sobre todo italiano y un poquito judío”. hoy en la playa nos ha estado explicando toda la historia de argentina de los dos último siglos. sí. hay personas que tienen mucha memoria y que piensas “pero tío cómo coño recuerda tantos datos y tantos nombres ???”. pues fran es de esos. también es muy gracioso. son muy cómicos cuando están juntos él y carlos. carlos trabaja ahora con nosotras, con hinds, en nuestro management. es la persona que más sabe de música que conozco. de música y todo lo que le rodea. sellos, grupos que acaban de empezar que no aún conoce nadie, revistas musicales, locutores de radio, prensa y dios sabe qué más. es increíble. también dice que no le gusta ponerse moreno y se queda siempre con camiseta en la playa. pero también le acabo de ganar al ajedrez, jejejejee. creo que ambos nos tienen muchísimo cariño. en los últimos meses hemos empezado a salir mucho más juntos por madrid porque sencillamente siempre es genial y nos parecemos un montón. probablemente también sea porque somos de las pocas pandillas del mundo de la música que no nos drogamos, así que llevamos el mismo ritmo de noche. al final la droga, aunque no lo quieras, puede hacer que te separes mucho de la gente que quieres. amigos que se drogan no sólo acaban la noche mucho más tarde sino que siempre en algún momento desaparecen para ir a pillar y no les encuentras y luego aparecen pero ya a otro nivel y ya no paran de ir al baño y yo qué sé al final es un rollo intentar charlar o divertirte de la misma manera con ellos. es una pena y no mola nada. nada de nada. pero tampoco quieres darles la chapa una vez más porque eso sólo te va a separar más y yo qué sé. acabas conformándote con verles por las tardes, que es cuando son las personas-amigos que conoces y te gustan 1000%. pero bueno este tema podría ser un post entero patrocinado por la campaña antidrogas del estado jajjaj y no es el caso- 
como decía, han llegado fran y carlos a vernos y de pronto al tener “invitados” o seres-que-no-son-ade-ni-carlotta es cuando se han resaltado estas costumbres que os decía. claro, ellos son todavía personas normales, que tienen hambre y quieren cocinar, o ir a un restaurante (un restaurante??????!!!). cuando les dijimos que el primer día hicimos un perolo gigante de ensalada de arroz y nos hemos alimentado de eso poco a poco de eso estos 5 días juraría que vi un atisbo de pena en sus caras. así que muy amablemente cocinaron pasta con zanahoria y cebolla, aunque fran no paraba de pedir perdón que la zanahoria se había quedado un poco dura. así entre nosotros, fue un puto manjar. 

les hemos enseñado a jugar a nuestro juego favorito de cartas, el continental. nos ha puesto muy contentas que les ha gustado mucho, ya que nosotras no jugamos a ningún otro juego. les hemos enseñado que la comida que sobra se la damos a unos perritos que hay abandonados por el barrio. y que si devolvemos los cristales de las birras en el super nos dan 3,46 euros. y que hay que ir a la playa obligatoriamente con sudaderas de sobra para cuando se va poniendo el sol, porque perderse el atardecer es lo peor que quieres hacer pero seguro que tampoco quieres morir congelado. que volver por las dunas es más divertido y más rápido. también unos bichos que creíamos que eran de mentira pero ahora estamos casi seguras que son de verdad y que están muertos y tiesos y que habíamos dejado en su cuarto para asustarles sin éxito. total, que les hemos enseñado muy poco, pero nos hemos entendido muy muy bien. me he dado cuenta de que hago mogollón de preguntas. así que cuando me cruzo con gente que le gusta hablar me parece que ellos también lo agradecen. además luego secretamente pienso que les conozco yo mucho más a ellos que ellos a mí, y eso también me gusta. tener ases en la manga chavales.
he avanzado bastante en la mierda esta de quién soy sabéis? día tras día me voy encontrando mejor aunque aún me falta por encontrar un mantra. una especie de frase mágica que cada vez que me bloquee y mi cerebro se ponga en plan “oh dios esta situación es como aquellas que te hacían sentir como el culo, alarma ALARMA CUIDADO” pueda autodecirme “tia — bla bla bla”. (aún no sé esa frase mágica). no es que sea un drama total, hay cosas peores en el mundo, pero no querría volver hasta el fondo del agujero por no haber estado bien entrenada y preparada para que vaya a ocurrir. creo que echaba mucho de menos estar de buen humor. pensar y decidir cosas cuando uno está de buen humor es tan sencillo. echaba de menos esa sonrisa casi involuntaria que te sale a la vez que piensas “bueno… no es tan importante… con tal de no pasar frío estaremos bien”. y así voy a cerrar hoy. no sólo porque me están esperando con cervezas abiertas sino porque por hoy está bien. estaremos bien :)