Thursday, November 2

siempre me pareció tierno el borracho que vuelve solo a casa caminando como un blandiblú,cuando todavía está muy borracho.pensando en sus mil historias desordenadas a la vez y tratando de que no se le note en los ojos.teniendo conversaciones consigo mismo.literalmente preguntándose cosas y respondiendo que no insista más que no sabe la respuesta.o bueno no sé si esto sólo lo hago yo.y luego por la mañana soy realmente incapaz de acordarme qué coño estaba pensando que me tenía tan entretenida.y en general, cualquier cosa que me quita el sueño,que hay muchas,cuando les doy vueltas en la cama por la mañana jamás recuerdo de a qué conclusión llegué, si es que llegué a alguna.querría llamar a estas conversaciones internas así: pensamientos caducos pero reiterantes.porque caducan y se me olvidan.pero cuando vuelven sí me acuerdo de haberlos pensado antes.