Wednesday, September 20

SOY FEMINISTA.

lo que sí que voy a pediros, sin embargo, es que digáis "soy feminista". preferiblemente, me gustaría que os subierais a una silla y gritarais: SOY FEMINISTA! pero sólo porque todo me parece más emocionantes si lo haces subido a una silla.
es muy importante decir estas palabras en voz alta. SOY FEMINISTA. si os cuesta hacerlo, incluso con los pies en el suelo, yo me preocuparía. quizás sea una de las cosas más importantes que una mujer dirá nunca: el equivalente a "te quiero", "es niño o niña" o "no! he cambiado de opinión! NO me cortes el flequillo!!"
decidlo. DECIDLO!! DECIDLO AHORA MISMO!!! porque si no podéis, estaréis en el fondo inclinándoos y diciendo: dame una patada en el trasero y quítame el voto, por favor, patriarcado.
y ni se te ocurra pensar que no deberías subirte a esa silla y gritar SOY FEMINISTA si eres un chico. un feminista varón es uno de los productos finales más gloriosos de la evolución. un hombre feminista debería DESDE LUEGO estar subido en la silla, para que nosotras, las señoras, pudiéramos brindar por ti con champán antes de codiciar tu cuerpo salvajemente. y quizás nos deberías cambiar esa bombilla mientras estás ahí arriba. no podemos hacerlo solas. hay una telaraña enorme en la esquina.

caitlin moran, cómo ser mujer.