Sunday, September 10

solo digo que si me llamas pedacito de cielo, que me parece una imagen muy tierna, lo justo sería que de vez en cuando también me llamaras pedacito de infierno. las razones son triples: 1 por lo que te hago sufrir, 2 por lo que ya has sufrido y 3 porque por más que lo intente será imposible que no te haga sufrir en el futuro. y eso un ángel no lo hace.