Wednesday, June 29

soldados, CUERPO A TIERRA.

se dice eso de que "después de la tormenta siempre llega la calma" no? pues o es mentira, o estamos en una tormenta muy larga. venimos de un fin de semana tan extremo que no sé ni por dónde empezar.
vamos a situarnos.
Hinds tocamos en Glastonbury. por segunda vez. en el cuarto escenario más grande de los 100 que hay. eso para empezar, es bastante fuerte. bien pues Glastonbury es un festival que se lleva a cabo en una granja de vacas en mitad de Inglaterra, lo cual quiere decir que se quiere respetar al máximo esos terrenos (que durante el resto del año están llenos de vacas) y que muy pocas modificaciones se hacen para facilitar la estancia/supervivencia de un humano allí. lo cual quiere decir que no hay casas. ni váteres. ni suelo firme. cuando digo que no hay casas digo que aunque vayas a tocar allí, no hay donde quedarse. o tienes un tour bus, o tocas y no duermes allí y te vas, o acampas en las praderas. cuando digo que no hay váteres digo que no hay de verdad. son una especie de letrinas que caen directamente al campo y luego echas un poco de tierra encima. cuando digo que no hay suelo firme... a ver, en Inglaterra llueve todos los días. siempre. da igual que sea verano. el sol para ellos es una kimera , algo que no saben si es real o solo una leyenda urbana. así que si tenemos un campo, tenemos a unas 100 mil personas pisándolo, y NO PARA DE LLOVER EN CUATRO DÍAS ...???? cuál es el resultado ???? SIIIIII! UN BARRIZAL GIGANTE ! pero barrizal a niveles de no poder caminar porque te hundes hasta las rodillas, barrizal a nivel de que si seca un poco se hace chicle y las botas se te quedan atrapadas, barrizal a niveles de que no se puede saltar en los conciertos, solo se baila de rodillas para arriba. 
total, ahora que sabéis de qué estamos rodeados quiero añadir que nuestro show era el domingo. teníamos que sobrevivir aunque fuera hasta el domingo. amber, el miércoles, el día de antes de ir para allá, se tropieza por las escaleras y se rebana la uña entera del dedo gordo del pie con el que toca el bombo. en el hospital le vendan y le dicen que no puede llevar zapato cerrado. yo llegué el jueves con nauseas y vomitando sin ninguna razón sin parar. se lo contagié a Ade y a Kevin. y nuestro tour manager, Callum, el sábado por la noche, también sin ninguna razón, empieza a tener un dolor súper fuerte en el abdomen que le paraliza y tiene que llamar a una ambulancia. sale del medical Centre con unos paracetamoles muy fuertes porque no saben qué le pasa. el domingo, el día del concierto, a 1 hora de empezar todavía no había llegado porque había salido más tarde porque no podía moverse y se había atascado en el barro . según llega montamos todo rápidamente y salimos a hacer la líne check y tocar directas. 
el bolo fue lo mejor de todo el finde.
por no decir lo único que salió de 10.
según terminamos y recogemos y hacemos una entrevista y unas fotos terroríficas con las wellies y la lluvia y demás, callum se va a dormir a la furgoneta. duerme toda la tarde pero se va despertando cada 4 horas cuando el pain reliever deja de hacer efecto. en nuestra visita de las 2am a ver cómo va, llamamos a una ambulancia . a partir de ahora empiezan una serie de peripecias de locura tipo caminar desde el backstage de The park hasta lo alto de la colina del Pyramid a oscuras Ana y yo persiguiendo la ambulancia de campo, tipo que en el Medical Centre no hubiera agua en botella ni ningún tipo de recipiente donde poner el agua corriente, la gente con tobillos rotos y sin manera de volvera su tienda... ese tipo de peripecias, hasta que acabamos en el hospital de BATH donde por fin descubren A LAS 10am DEL YA LUNES que lo que le ocurría es que se le había estallado el apéndice el sábado por la noche. 
o sea. antes de ayer nuestro tour manager casi muere. en el festival no hay más que dos Medical Centres. en todo el recinto. que tendrá el tamaño de un pueblo grande. y para la cantidad desorbitada de personas que acoge, no es suficiente. 
Glastonbury es la hostia. es un festival real donde, nunca mejor dicho, la gente está allí por la música. ni por el buen tiempo porque no lo hay, ni por lucir modelito porque no se puede, ni por la playa, ni por postureo ni leches. únicamente por la música. y eso coloca a todo el mundo en el mismo lugar sin tonterías. y pensar que Kanye West el año pasado meó en una letrina igual que todos mola mucho. pero que pasen 4 horas desde que llamas a una ambulancia hasta que llegas al hospital es bastante peligroso. y tampoco quiero entrar en más detalles de lo que vimos en cuanto a esto porque no me quiero enfadar. 
en fin ..
que lo que más duele es que hay que seguir. es que hemos dejado a uno de los nuestros atrás. que queda la mitad de la gira y no podemos parar. la mitad de la gira y un lío de verano por resolver. y esto son "batallitas" que son imposibles de entender si no vives. es de verdad muy complicado explicarte la vida de estar de gira si no la vives en tu piel. y hoy vamos camino a tocar en Roskilde.
he visto que también va a llover...


epílogo: callum ya está operado y en buenas manos con su familia. se va a poner bueno enseguida.