Wednesday, October 2

monzón!!

no sé ni cómo empezar a contestar a la pregunta de qué tal por Vietnam. cómo compactar en unas pocas frases lo diferente que es este país asiático. volvimos hace menos de una semana y quería dejar reposar las sensaciones antes de empezar a escribir algo pero es que sigo igual de impactada y alucinada, sigo escuchando la misma lista de reproducción que escuchábamos allí día y noche y mis tobillos y piernas siguen acribillados por chinches (o pulgas, jamás sabré qué fue jajaja).
hemos pasado mil y una aventuras tanto buenas como no tan buenas; hemos conocido muchísima, pero muchísima gente cada día y cada noche, gente viajera que deja su aburrido trabajo para pasarse cuatro, seis, nueve y hasta catorce meses viajando por el mundo tan panchamente. vietnamitas simpáticos y no tan simpáticos. nos hemos desesperado en muchas ocasiones con la impotencia que produce la incomunicación, que ni siquiera el lenguaje corporal es similar al occidental. nos hemos hecho adictas al arroz con morning glory, no había día en el que no comiéramos arroz ya fuera a mediodía o de cena. también hemos comido saltamontes. y phở para desayunar. nos ha diluviado en mitad de la nada, nos han robado la moto (DOS VECES), la recuperamos ambas veces no sin pasar muchos momentos de tensión con señoras vietnamitas agresivas; hemos viajado en viejos trenes nocturnos de esos con literas en compartimentos; nos hemos bañado en el océano pacífico, y en piscinas de hoteles privadas al amanecer; hemos vivido todo tipo de lluvias rabiosas monzónicas; hemos llorado, reído, vomitado, meado en las peores letrinas que podáis imaginar, jugado al billar contra profesionales, hemos llevado gasolina en botellas durante unos 40 minutos de caminata bajo la lluvia, nos hemos colado en fiestas, cantado en karaokes muertos, hemos descubierto el único "after" de todo hanoi... jajajaj bueno y cómo olvidar la caída de la moto y su correspondiente quemadura de segundo grado infectada en mi pierna... al parecer a eso lo llaman el beso vietnamita. no a la infección, sino a tener marcada la pierna por un tubo de escape.. en fin. ha sido un viaje de la hostia. lo mires por donde lo mires.

pd: estuvimos casi un mes o sea que todavía hay muchas más fotos y carretes por revelar. poco a poco jajaja