Tuesday, June 11

mi mejor amiga siempre dice que todo pasa por algo. yo, que soy muy atea para todos los temas del universo, jamás he creído en eso del destino. esto es por "culpa" de mi padre, que es un tipo muy científicamente sabio. mi padre me hizo convertir las matemáticas en mi religión y la tabla periódica en mi biblia, y lo cierto es que le estoy infinitamente agradecida por ello. es la racionalidad la que nos salva de ahogarnos en una sopa de sentimientos, tan absurda a veces. en cambio, es por mi madre de donde adquirí mi ramalazo más idealista y místico. yo no creo en el destino, no; pero sí tengo mucha fe en las personas y en el amor. a lo mejor suena contradictorio pero para mí tiene mucho sentido.
desconozco los planes que tiene la vida para conmigo, desconozco dónde voy a acabar, ni siquiera sé con certeza cuál es mi verdadera vocación. pero lo que sí sé es qué estoy haciendo ahora, y por supuesto lo hago con todas mis fuerzas. 
hace ya unos años descubrí lo que me gusta llamar la juventud. esas personas que miras a los ojos y no te devuelven el presente, sino una mecha que explotará en un futuro. esas personas que dan sentido al "hoy", que se mueven y remueven, que son un derroche de energía y creatividad, que se buscan las castañas, que han crecido en medio de la inestabilidad por lo que no esperan que nada les caiga del cielo. entre esos ojos de los que os hablo se encuentran los de estos chicos, los nastys. entre otras, son sus miradas las que me hicieron darme cuenta del meollo en el que me estaba metiendo, años atrás. y casi sin darme cuenta he pasado de la fase de absoluta fan a dirigirles un videoclip. mi buena amiga diría que es cosa del destino, pero supongo que lo que yo pienso es... que vaya vueltas da la vida.
espero que vosotros también estéis dando tumbos y re-dirigiendo una y otra vez vuestros futuros, pero con muchas ganas.
esto es sólo el teaser, muy pronto el videoclip :)