Tuesday, April 16

-te das cuenta, no? te das cuenta de que si ella no nos hubiera echado de su casa no habríamos bajado a la calle a cenar a ese kebap cutre, no habríamos conocido a esos patinadores profesionales. que si no hubiera dado la casualidad de que echaban Death Proof en la tele del kebap nos habríamos ido al menos diez minutos antes. que si yo no me hubiera fumado ese cigarro habríamos entrado 2 minutos antes al garito de los refranes. que si en el bar no nos hubiéramos topado con gente que conocía al chavalillo ese de mi guardería también habríamos salido antes del lugar. que si yo no hubiera aparcado la moto donde la aparqué, quizás habríamos tomado otro camino... pero no amigo. todo eso ocurrió, una casualidad tras otra que poca importancia parece que tienen. pero con que alguna de todas esas cosas no hubieran pasado, aunque fuera solo una, nunca nos habríamos cruzado en aquella plaza con ellos. nos habríamos ido a casa felices sin saber que nos habríamos perdido una increíble noche de regreso a la infancia más bruta y divertida.
-me doy cuenta, sí. pero tú has pensado que que quizás si ella no nos hubiera echado de su casa, si no hubiéramos cenado en el kebap, si no hubiéramos esperado a los asesinatos de death proof, si no te hubieras fumado ese cigarro, si no hubiéramos bajado al antro de los refranes donde estaban esos tíos, y si hubieras aparcado la moto en otro lado... has pensado qué otras cientos de cosas nos podrían haber ocurrido, y no han ocurrido?
-vaya...