Monday, April 15

el pasado lunes fue mi cumpleaños. esta semana ha sido tan loca que no me ha dado tiempo a pensar sobre ello hasta ahora. todo ese rollo de ponerse nostálgico y que ha pasado un año más, que nos hacemos mayores... ya sabes.
siempre me pongo un poco nerviosa y triste el día de antes. por alguna razón es como si me diera pena que se haga oficial que el tiempo no para nunca. como si me diera miedo que las cosas cambien, aun sabiendo con certeza que lo harán. porque es lo que pasa, todo el rato. todo son etapas que sólo puedes distinguir una vez que han pasado y las ves con perspectiva. algunas son mucho mucho mejores de lo que creías mientras las viviste, y otras las recuerdas con humor y espanto al mismo tiempo y en su momento te parecían maravillosas. no sé... me gusta el hoy, el ahora. está siendo una etapa preciosa. con sus más y con sus menos, por supuesto. con un montón de puntos álgidos pero también con sus rayadas, de esas reiterativas. lo normal, vaya. lo que pasa es que ya nunca escribo cuando estoy triste. así como que parecen cosas menos importantes.
...
hoy no tengo ninguna conclusión. tampoco me importa.
buenas noches y, como dice un amigo, mañana nos espera un nuevo día sin estrenar.
porque algunos mañana sí que llegan.