Tuesday, April 23

Diario de una furgoneta. Destino: Festival de Málaga.

cuando tengo que pararme y respirar bien antes de comenzar a escribir para que no salga todo a borbotones siempre ha significado buena cosa... así que, bien... ¿listos?

el sábado amanecimos con los ojos secos y la garganta áspera tras haber pasado una noche un poco loca de concierto, pero nada que una ducha y unas infinitas ganas de viajar no pudieran solucionar. salimos de madrid casi puntuales, cosa que nos alegraba mucho a todos. parece mentira que un viaje de coche que comienza con un accidente fuera a salir tan bien. jajjajaja sí, nada más salir, todavía en madrid, tuvimos un pequeño choque jajajajaj. muy pequeño, sin importancia, fue el único percance del trayecto.
así que unas 6 horas después llegamos a málaga con la música bien alta y el pulso acelerado. dejando los warning puestos entramos en el hotel donde nos esperaba ya andrea guasch, que justo la terminaban de peinar y maquillar. en el mismo lugar me peinaron a mí mientras mis compis de viaje aparcaban la furgo. andrea se portó como una diosa y todos nos duchamos y cambiamos en su habitación con relativa prisa pensando que llegaríamos tarde a la inauguración, pero fue poco después cuando descubrimos que nunca se llega tarde en uno de estos eventos.
para llegar a la alfombra roja nos recogía un cochazo del hotel, para llegar al cochazo teníamos que atravesar una barrera de gente, sobre todo chavalines, que gritaban a todo pulmón pidiendo fotos, autógrafos, vídeos, saludos, besos y cualquier otra muestra de afecto. en esos momentos el corazón empieza a latirte en la garganta y crees todo el rato que te vas a caer de los tacones.
entramos al coche. andrea estaba mucho más tranquila que yo porque ella ya es veterana en estas cosas, pero yo era incapaz de mantener una conversación inteligente. mientras por dentro tenía unas enormes ganas de vomitar por nervios, por fuera sonaba un agradable hilo musical en el navegador del Audi. creo que sólo tardamos como dos minutos en llegar a la alfombra roja... yo no podía para de sonreír y tiritar.
llega el coche y dos amables señores nos abren las puertas y empiezan muchísimos más gritos que antes. toda una plaza absolutamente llena de gente separada por vallas sacando los brazos por encima de las mismas, con cámaras de fotos y abanicos promocionales del festival llenos de firmas. y al otro lado, un montón de fotógrafos y un montón de flashes, y cámaras de televisión, y periodistas y la hostia... aquello era una verdadera locura. perdí la noción del tiempo. y de pronto me vi a mí misma firmando y haciéndome fotos con los chavales... en serio no sé cómo ocurrió, pero así fue jajjajajaj. no sé cuánto rato después, de pronto vi a mi amigo jorge en la alfombra, y después a alex y por último a carola. madre mía... ha sido sin duda el mejor encuentro "casual" de mi vida. volví a la realidad y me di cuenta de dónde estaba y lo que estaba haciendo, y me entró un ataque de risa de varios minutos mientras nos abrazábamos todos. así que terminamos todos el recorrido de la alfombra mucho más relajados, todos juntos, disfrutándolo como chiquillos.
entramos por fin en el teatro y nos llevaron a un cocktail donde nos sirvieron mucho vino y pocos canapés, y media hora más tarde empezó la gala de inauguración. sí señor, ahí estábamos, de nuevo andrea y yo, esta vez descalzas, viendo imágenes de todas las películas del festival, entre ellas la nuestra. reconozco que no pude evitar dar un grito de ánimo cuando apareció nuestro protagonista darío frías en la pantalla grande. todo tenía una pinta alucinante.
terminó la gala y nos llevaron de nuevo al cocktail, donde seguía habiendo mucho vino pero cada vez menos canapés. hicimos muchos amigos hasta que terminó el sarao y pedimos un coche para que nos llevara al hotel. de allí nos reunimos con el equipo de la película y cenamos donde ellos, unas pizzas, algo sencillo jajaja. todo estaba yendo como la seda. y no había hecho más que empezar.

al día siguiente madrugamos mucho y cogimos la furgoneta, cinco mil flyers de la película, unas guitarra y las deportivas bien atadas. estuvimos desde primera hora haciendo el mejor pasa-calles jamás visto, primero desde el coche, luego corriendo, luego con shows, y por último con una canción sin final durante no sé cuántas horas seguidas. plagamos málaga de nuestros flyers de color naranja y nuestro hilo musical. comimos cosas típicas de la ciudad y no sé muy bien cómo acabamos en la azotea-terraza del hotel, que tenía piscina y unas vistas increíbles. nadie se bañó por falta de bañador, que no de ganas. hacía un día maravillosamente soleado.
a partir de las 5 había que volver a ponerse en marcha con la preparación para el estreno de la peli. bajamos todos a peluquería y maquillaje, todos. cuando nos dejaron preciosos nos cambiamos de ropa, otra vez tacones arriba, pero bastantes menos nervios que el día anterior. nos recogieron coches a todos los del equipo y nos llevaron al cine albéniz, donde se estrenaba ESTO NO ES UNA CITA, que así es como se llama nuestra película. alrededor del susodicho había mucha más gente de la esperada, pero sobre todo muchas más caras amigas de las esperadas. el photocall fue una gozada de relajado a pesar de los nervios por el estreno. después de las fotos, ya dentro del cine fue la presentación de la película. todos los actores, el guionista, el productor y por supuesto el director subidos encima del escenario a punto de presentar al público nuestro trabajo realizado con sudor y cariño. el director dio un discurso absolutamente sobresaliente que no hizo más que aumentar las ganas de todos de que pusieran la bobina "en play".
y de pronto, ya sentada fue cuando lo realicé. buah... un cine con todas las butacas ocupadas por gente desconocida, por periodistas, por compañeros del equipo, por amigos, por familia... y de repente sale ahí tu nombre en los títulos de crédito. y el estómago te da un vuelco, y no te das cuenta de que tienes la boca entre abierta y los ojos lagrimosos. y todo el mundo aplaudiendo a todo el mundo. y ovaciones en tu primera aparición en la película, la cual nunca he podido ni mirar. y ver que el público está entregadísimo, que ríen a carcajada limpia, que les está gustando algo en lo que tantas personas han puesto su tiempo y su corazón, que no podían dejar de aplaudir cuando termina.... fue mágico. fue inolvidable.
pero uno se cree que más o menos ya ha terminado todo y nada más lejos de la realidad. 
ahora empieza lo bueno de verdad.
que ya hay como una decena de críticas de Esto no es una cita y todo son alabanzas. que todos los pases de la película durante el festival han sido con las entradas agotadas. y oír comentarios por las calles de málaga de gente hablando de la peli mientras se parten de risa. y que digan por ahí que el premio del público lo tenemos muy cercano... yo qué sé. menuda locura, me cago en la mar menuda locura...
tengo verdadera curiosidad de a qué puerto nos lleva este barco.
desde aquí quiero dar mi más sincera enhorabuena a todo el equipo, siento que el triunfo es mucho más vuestro que mío. de corazón, enhorabuena a todos. y gracias por demostrar una vez más que el trabajo hay que crearlo uno mismo y no esperar a que caiga del cielo. gracias por vuestras ganas de hacer, de vivir, de trabajar, de compartir, de ofrecer tanto sin esperar nada a cambio.
y por la parte que me toca, también quiero mencionar a mi madre, que es la mejor del mundo.
y por último, e intentando no ponerme demasiado sentimental, agradecer de un modo más especial todo el apoyo incondicional de mis compis de viaje. todo esto me da ganas de llorar...
hacéis de mi vida una vida mejor, gracias.

nos vemos en Alicante.