Wednesday, July 25

colour my life with the chaos of trouble ♥

salimos cuatro coches a reventar de los madriles, diciendo adiós con la mano a toda la solana y contaminación cosmopolita para trasladarnos a un onírico mundo en el que en ningún momento la música pararía. sobrepasamos paisajes y redbulles, discos y más discos intercambiándose sin dejar de sonar que serían el preludio de los siguientes once frenéticos días.
festival de besos, acordes y lametones; trenzas con cerveza, escalofríos y danzas rituales; gritos de euforia, sudor en los párpados, abrazos por la espalda y pitis en la partes trasera del autobús, como los malos de las películas. conjunto de armónico ruido que te vuelve loco y que deseas con todas tus fuerzas que no pare nunca, que no se termine, que no pare nunca esta sensación...
festival rezumando juventud por todos sus poros, con todas nuestras pasiones y ganas de bailar hasta que salga el sol, por supuesto incluyendo en el pack las lágrimas de todos los tipos y diferentes pérdidas de control de la situación que dios sabe cómo terminan.
de aquel lugar viajamos hasta la costa, donde el inmenso océano atlántico nos esperaba lleno de frío y azul. olas, ensaladas, vida mediterránea mi amor, paseos por la playa y dibujos en la arena, vastas carcajadas por un estúpido juego de cartas. descubrimos un poquito más los unos de los otros con humildad, en un ambiente en el que por las condiciones físicas lo más fácil habría sido que frecuentaran los roces. es el típico viaje en el que me habría encantado hacer promesas, de esas que luego te sientes ridículo cuando las recuerdas pero que en el momento te saltan chispas de los ojos sólo de pronunciar palabras que cobran tanto sentido en ese instante... creo que todos estábamos demasiado excitados como para este tipo de ñoñerías, pero no deja de ser una pena.

 y hora estoy en mi casa, sola y febril, drogada de antibióticos necesitando seriamente una semana de desintoxicación y recuperación, necesitando una semana de lo opuesto a lo que acaba de ser, necesitando tranquilidad, intimidad e incluso reposo emocional. supongo que todos lo necesitamos.


the more you live, the less you die.