Wednesday, June 6

Run baby run.

Conocí a los Parrots por razones de tipo casualidad y destino en la misma proporción, y  tras muchas noches de garitos, bares, calles, tascas, conciertos y sótanos, cervezas a morro, copas, litros, búhos, sellos, pitis, charlas, chistes malos, empujones, y muchos abrazos,  acabas conociéndoles más allá del escenario.
Suenan o a los días soleados que nunca hay en Inglaterra o a las noches de verano madrileñas. A ciudad. A ciudad y gente que se ríe a carcajadas y se saluda con una colleja simpática. Refrescos de sabores tropicales y colacaos para desayunar. No sé... suenan como suenan sin pretenderlo, sin pretensiones, sin tratar de dar una imagen artificiosa. De hecho ni siquiera saben posar jajajjaja... En fin está claro que yo no soy crítica musical, pero sé lo que veo cuando voy a un concierto, y ellos son auténticos; pero mejor aún: su música es ellos.
El caso es que grabé una canción entera de su último concierto, la más suave que tienen. Me motivé y decidí hacer un videoclip o al menos intentarlo. Han sido muchas horas de curro; quería concentrar en cinco minutos todo todo todo lo que yo entiendo por The Parrots...y obviamente, me han faltado cosas jajajja. Me descargué vídeos y películas como una loca tratando de cuadrarlos con las cutre-grabaciones de mi móvil,  y... bueno, este es el resultado! Una mezcla de vida real e imágenes en HD.
Ya diréis si os mola u os parece fruto de un desequilibrio mental.

Y aprovecho para los agradecimientos. A todos los que sin saberlo salís, y a los que no salís pero estábais allí. Guapos, que sois todos unos guapos y guapas.

Descargáos lo que queráis: XXX