Monday, May 14

lo cierto es que es uno de mis momentos favoritos. despertarme antes que él, besarle toda la cara mientras sigue medio inconsciente y luego rebozarnos después de una ducha, antes de desayunar,claro.
cuando tienes a alguien con quien bailar toda la noche (más larga del año) y cantar canciones de amor rancheras te sientes sinceramente afortunado. pero si encima es alguien con quien revolcarte llena de legañas te das verdadera cuenta de lo especial que es esa persona que ha pasado la noche bajo tu mismo edredón.

lengua la tuya.