Thursday, March 1

tú eres incluso más nocturno que yo.

creo que la primavera trae sol, y el sol siempre está bien. abril, el mes más colorido vendrá con muchas tormentas (y con suerte éstas nos llevan al sofá). el sofoco me dará sed, y los largos días muchas tardes de cervezas eternas. creo también que tú y yo somos animales de calor. que nos gusta despertar con luz natural y destaparnos del edredón. las mangas cortas, gafas de sol, hierba fresca, chaqueta ligera para la noche y si es con cine, gatos y estrellas mejor que mejor. miro hacia adelante y veo un horizonte doblemente azul, dos azules casi idénticos, arduamente se distingue qué es cielo y qué es mar (y eso es lo que realmente me excita.) miro hacia atrás y creo, (además de muchas otras tonterías), que tú y yo nos hemos encontrado exactamente igual que dos bocas en un primer beso, esa mezcla característica de dudas y ganas, esa atracción tan similar a la de dos imanes de polos opuestos, sin darse cuenta de cómo ni por qué se están acercando pero sin poder evitar acabar pegados. conectados. si cierro los ojos podría trazar perfectamente una línea recta imaginaria desde mi pecho al tuyo, aun sin saber dónde estás. siempre de noche, siempre. los dos.
 vamos a ver muchas muchas lunas. vamos a inventar constelaciones y bautizar planetas. vamos a conquistar el cielo mi amor.