Tuesday, January 10

#07

monta, capitán, a este barco sin destino pero de fortuna bien cargado. Sube, rey de mares, ahora que el sol es cada vez más largo y en seguida los almendros serán flor, como las palabras. No necesitas provisiones, plantaremos un huerto en la nueva tierra, fundaremos una granja y en vez de fumar entre los dientes sostendremos una espiga de trigo. ni se te ocurra traer mapa, odiaría saber dónde estamos y a dónde nos dirijimos. Y si nos sorprende tempestad nos protegeremos en el camarote, beberemos vino hasta que se nos sonrojen las mejillas y nos ardan los labios de tantos besos lentos. y si te asusta la inmensidad, plántale cara; lánzate al océano, al vacío, y deposita allí los pensamientos turbios, deja que el agua salada los limpie y te los devuelva más blancos y azules a tu cabecita (demasiado) pensadora. Y si soy yo la asustada, me esforzaré por mantener la calma, pero no te preocupes que la sonrisa es algo que no se me borra. No te prometo una travesía romántica, no te invito a un velero de amor. Esto es un viaje de aventuras, capitán, esa clase de aventuras que dan ganas de escribir. Esa clase de aventuras que dan ganas de vivir.
Prepara pan con queso. Siempre, pan con queso.