Thursday, October 13

the real full moon night. (wednesday)

lo que diferencia esta noche de las anteriores es que esta noche separa dos fases evidentemente muy distintas. que yo soy una chica necesitada de rutina al menos en algún jodido aspecto de la vida. ante tanto tanto, tanto cambio, ante esta vorágine de bofetadas y caricias muy seguramente inadecuadas; ante tanto paradójico giro de guión acompañado de miradas de plástico, no es ningún secreto que añoro la rutina.
con rLOVEution bien tatuado en el corazón, apoyo las miradas de complicidad y brindo por la delicadeza y la intensidad de los deseos bondadosos. coño, con jesucristo como máximo modelo un abrazo es el gesto más oportuno que pudimos tener. y si me pides que esté allí estaré, con el bolso lleno de provisiones por si acaso se alarga la visita. y rondando en mi mente cómo puedo tener tan vacías las manos, mi corazón las mata callando con maravillosas y al mismo tiempo aterradoras emociones. mañana tras mañana, el sol, radiante, me dice que aprecie las cosas sencillas, como cuando me guiñas un ojo, o el gazpacho de madrugada. y yo hago caso sumiso, pues la vida no parece tan dramática, somos nosotros que la hacemos así. alimentamos nuestras propias desgracias hasta que sean tan grandes que no se puedan llevar a la espalda y se estallen y desparramen empapando todo nuestro cuarto de dolor (que es un color feísimo). somos nosotros que miramos por la ventana mientras llueve con los párpados medio caídos y las rodillas agarradas. somos nosotros que queremos que cambien las cosas y a mí una voz me grita bien claro ¿qué esperas? ¿que cambie tu alrededor mientras miras cómo llueve? son tiempos jodidos, cada alma tiene sus penas. y la calma brilla por su ausencia. pero la reciprocidad en las sonrisas me motiva. y las visitas nocturnas siempre me parecieron rejuvenecedoras.
sigamos luchando contra el gran enemigo invisible.
another pic from Rai Robledo
(carlotta cosials)